• El tabaco es responsable de más de 1.000 muertes cada año en Extremadura.
  • Además de problemas estéticos y halitosis, produce enfermedades limitantes como la periodontitis o mortales como el cáncer oral.

Más de 1.000 extremeños pierden la vida cada año a causa del tabaco. Su consumo está relacionado con una extensa lista de enfermedades e infecciones y la cavidad oral no podía librarse, ya que constituye la puerta de entrada al organismo. Se convierte, por tanto, en una de las zonas donde sus efectos se manifiestan de forma más clara. Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, el Colegio de Dentistas de Extremadura advierte de que más allá de los problemas estéticos y el mal aliento, el tabaquismo aumenta el riesgo de padecer cáncer oral y enfermedad periodontal, así como de sufrir complicaciones en la colocación de implantes dentales o en las exodoncias.

Cáncer oral

El tabaco es, junto al alcohol, la principal causa de cáncer oral. Cada cigarrillo contiene alrededor de 60 productos de combustión carcinogénicos con una alta capacidad para unirse al ADN y alterarlo. Los estudios científicos han demostrado que el riesgo de padecer cáncer oral en fumadores supera de tres a cinco veces al de los no fumadores y, además, presenta una alta mortalidad porque suele detectarse en estadios muy avanzados. Aun así, si se diagnostica a tiempo, a través de pruebas como la biopsia oral o un simple reconocimiento bucal, se pueden mejorar enormemente las probabilidades de supervivencia del paciente. En este tipo de exámenes, la figura del dentista resulta fundamental.

Enfermedad periodontal

La nicotina tiene efectos nocivos directos sobre las encías. Favorece el desarrollo de las enfermedades periodontales porque reduce y altera las defensas inmunológicas frente a un ataque bacteriano. De esta manera, los fumadores tienen mayor riesgo de sufrir periodontitis y que ésta avance más rápido. Además, la respuesta a los tratamientos periodontales es hasta un 50% menor en pacientes que fuman.

Implantes dentales

El tabaco es uno de los agentes principales que produce el fracaso de los implantes dentales. Influye en la cicatrización tras su colocación y afecta al proceso de osteointegración en la que el implante se une al hueso. Por otro lado, los fumadores que portan implantes dentales suelen tener más dificultades para mantenerlos en buen estado a corto y largo plazo.

Halitosis y manchas en los dientes

Los fumadores no son capaces de detectar el olor que desprende su boca debido a que sus mucosas están acostumbradas al sabor del tabaco. Además de alterar la flora bacteriana oral, el tabaquismo provoca sequedad bucal o xerostomía que contribuye a que el aliento del fumador sea desagradable. A ello se suma la coloración del esmalte de los dientes y encías, que influye en el aspecto de la sonrisa.

El presidente del Colegio de Dentistas de Extremadura, el Dr. Elías Corbacho, recuerda que “el papel de los dentistas es clave para motivar a los fumadores a reducir o abandonar definitivamente este hábito, enemigo número uno de nuestra salud bucodental”.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook

Encuéntranos en el mapa

X