Elías Corbacho Pérez es presidente del Colegio de Dentistas de Extremadura desde el año 2015. En esta entrevista, nos cuenta las claves por las que atraviesa la odontología en nuestra región.

¿Cuáles son las funciones del Colegio de Dentistas?

Nuestra organización vela por los intereses de los odontólogos y estomatólogos colegiados en Extremadura. Así, entre otros cometidos, organizamos actividades de formación continuada y representamos a los dentistas frente a la administración y las instituciones autonómicas.

¿Qué puede hacer el Colegio por el ciudadano de a pie?

Desde el Colegio de Dentistas promovemos un ejercicio ético y responsable de la profesión, tratando de garantizar una atención bucodental de calidad al ciudadano. En este sentido, protegemos al público frente al intrusismo profesional y canalizamos las quejas y reclamaciones de los usuarios, que, por desgracia, han aumentado en los últimos años.

¿A qué se debe el aumento de las quejas de los pacientes?

El problema se centra en toda España, no solo en Extremadura. Estamos asistiendo a una mercantilización de la odontología. Cualquier persona, sin ser dentista, puede abrir una clínica dental, lo que ha hecho que muchos empresarios se hayan lanzado en busca del negocio fácil y cortoplacista. Esto, sumado a la no limitación de la publicidad sanitaria, ha dado lugar a la proliferación de las denominadas clínicas dentales “low cost”, también presentes en nuestra región. Según datos del Consejo General de Dentistas de España, por cada reclamación recibida por un dentista privado, una franquicia o clínica marquista recibe 25, habiendo aumentado un 48,6% en los últimos años.

¿Por qué los usuarios deciden acudir a este tipo de centros?

Sin lugar a dudas, mucha gente acude a estas clínicas por los precios bajos que prometen en la publicidad agresiva y, en ocasiones, engañosa que realizan. A este respecto, llevamos tiempo trabajando con el Gobierno de Extremadura para lograr una normativa que regule de una vez la publicidad sanitaria en la región. También debemos advertir que estas clínicas “low cost” suelen abaratar sus costes a base de reducir la calidad de los materiales y contratar a profesionales recién titulados. Y aquí radica otro de los problemas de la odontología en nuestro país: debido al exceso de titulados en Odontología que salen cada año de las facultades, en España triplicamos el número de dentistas recomendado por la OMS.

¿Existe intrusismo en la profesión de dentista?

El intrusismo profesional es otro de los grandes problemas que afectan a los dentistas. Pero los más afectados son los pacientes, que suelen acudir al intruso por ignorancia o engaño. Los riesgos para la salud al ponerse en manos de una persona que no cuenta con la titulación y la capacitación necesaria son altísimos. Y es que no debemos olvidar que el dentista es el único profesional legalmente habilitado para poner un solo dedo en la boca del paciente.

Hablando de salud bucodental, ¿Cada cuánto tiempo debemos acudir al dentista?

Todas las personas deberíamos acudir al dentista, al menos, una vez al año, aunque no tengamos dolor de ningún tipo. En el caso de pacientes con propensión a padecer determinadas patologías orales, estas revisiones tendrán que ser más frecuentes. Como reza el dicho, “más vale prevenir que curar”.

Entrevista a Elías Corbacho HOY 25-10-2017 - Ver página completa

Descargar entrevista completa en PDF (pendiente de hemeroteca)

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook

Encuéntranos en el mapa

X