“Me gustaría que volviera a haber más compañerismo y no tanta competencia”

En 1984, cuando el Dr. García Herrera finalizó sus estudios en Medicina, había 30 mil médicos desempleados y la oferta de especialidades era insuficiente. Esta situación le motivó a marcharse a Santo Domingo, en la República Dominicana, para estudiar Odontología.

Cuando volvió, en 1989, fundó su primera consulta dental en Los Santos de Maimona (Zafra). Desde hace tres años, dirige su tercera clínica en Zafra junto a su hija, la Dra. Ana García Herrera, quien le aporta una visión de la Odontología más moderna, mientras que él proporciona la experiencia de 30 años al servicio de la salud bucodental.

  1. Tiene una amplia experiencia como dentista, ¿ha cambiado mucho la forma de ejercer la odontología en los últimos años?

Se han producido varios cambios, sobre todo debido a los numerosos avances. Por poner un ejemplo, antes había que realizar una endodoncia de forma manual. Actualmente, sin embargo, estamos trabajando con localizadores de ápice; disponemos de instrumentación mecánica. Otra de los aspectos que ha cambiado es la propia mentalidad de los pacientes. Hoy en día, se aceptan presupuestos con el fin de conservar las piezas dentales, algo que antes no era demasiado común. De hecho, antiguamente se prefería extraer una pieza que hacerse una endodoncia y conservar la pieza, hoy ya no es así.

Y no olvidemos la forma de montar una clínica. Hace años solo te preocupabas por el sillón dental, mientras que ahora buscas la comodidad para ti y, sobre todo, para el paciente. Uno se empieza a interesar por aspectos como la decoración o la música ambiental que parecen tener un efecto psicológico.

  1. ¿Cuáles diría que son los avances tecnológicos que más han revolucionado el sector?

Ha habido muchos avances tecnológicos, especialmente a la hora de ofrecer un diagnóstico. Recuerdo que antes, cuando tenías que hacer una radiografía, necesitabas media hora; ahora, con la radiovisiografía estás viendo a tiempo real la pieza que tienes que tratar. Es un avance que proporciona mucha rapidez en el diagnóstico. Luego, hay otro avance como la radiografía en 3D, que es más reciente, cuyo diagnóstico es más exacto y te permite valorar mejor la viabilidad de esa pieza. Los escáneres han supuesto un avance tremendo para la odontología, ya que te permite predecir el resultado de los tratamientos y poder mostrar al paciente cómo le va a quedar la boca.  Cada disciplina ha evolucionado: la implantología para reponer piezas; la endodoncia con los localizadores de ápice; o la ortodoncia con los alineadores invisibles.

  1. ¿Qué cualidades debe reunir un profesional que quiera dedicarse a la Odontología?

El profesional debe ser muy constante. Debe también tener paciencia porque no es conveniente precipitarse con los tratamientos; hay veces que nos llevamos sorpresas y tenemos que corregir sobre la marcha. Y por supuesto, ganas de aprender y estar en formación continua. Afortunadamente, los colegios de dentistas están bastantes implicados con respecto a esto y hacen cursos muy accesibles y con bastante frecuencia.

 

  1. ¿Qué consejos les daría a los futuros graduados en Odontología?

Una vez graduados, deberían seguir formándose. La formación es el punto fundamental; luego vendrá la experiencia para resolver los problemas del día a día. A la hora de realizar los tratamientos, no deben escatimar en cuanto al tiempo. Uno no debe desesperar porque los fracasos van a existir; los tengo yo que llevo muchos años. Es lo normal. El que no fracasa es el que no hace las cosas. En definitiva, les aconsejo que apliquen los tratamientos a sus pacientes como si fueran dirigidos a ellos mismos. No realizar sobretratamientos a los pacientes; no es lo más conveniente. Eso es justo lo que está sucediendo en las cadenas dentales, que buscan objetivos que no son los meramente profesionales.

  1. ¿Cómo definiría la situación actual de la Odontología en España?

En primer lugar, creo que hay una oferta excesiva en cuanto formación. Se están formando demasiados odontólogos en España para la demanda que existe. Es justo lo contrario que sucedió cuando yo estudié Odontología; entonces, se necesitaban 30 mil dentistas. El problema actual es que el exceso de oferta conlleva a que haya una competencia muy alta y se hagan ofertas de tratamientos por debajo de los precios normales. Los odontólogos recién graduados acaban siendo explotados, trabajando en unas condiciones económicas y éticas pésimas. Esta situación suele producirse en empresas donde el propietario o el director no es un profesional sanitario. En estos casos, pesan más los motivos económicos y de producción. No podemos olvidar que esto es una rama sanitaria y que estamos trabajando con la salud dental de los pacientes. Por lo tanto, esto debería estar en mano de odontólogos.

Por otro lado, tenemos grandes profesionales en todas las áreas. Pero a mí me gustaría que volviera a haber más compañerismo y no tanta competencia. No se puede jugar con la salud de los pacientes. Yo no he escuchado en ninguna rama sanitaria decir, por ejemplo: yo te mando una medicación para el infarto de miocardio más barata que el otro compañero. No lo he escuchado en mi vida. No sé por que aquí se están ofertando tratamientos cuando a lo mejor no se necesitan. Eso lo estamos viendo hoy en día. Pero la competencia no solo es entre las empresas, sino también entre los mismos compañeros.

¿Cuáles son los principales retos que debe afrontar este campo odontológico?

Insisto, creo que la Odontología debe pasar a manos de los profesionales del sector porque el objetivo principal hoy en día no es el paciente sino la producción de la empresa. Claramente, esto afecta a los nuevos graduados que son los que suelen estar en estas empresas en unas condiciones terribles con sueldos muy bajos. Todo enfocado a tener unos tratamientos con precios muy bajos para que estas empresas consigan sus beneficios.

Otro de los retos pendientes es comenzar a vernos como compañeros de nuevo, no como competidores para así poder desarrollar una odontología de mayor calidad.

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook

Encuéntranos en el mapa

X