--Ha afirmado que no le sorprenden los últimos escándalos de clínicas dentales franquiciadas. ¿Por qué no se ha hecho nada para evitarlos?

--Es fundamentalmente el legislador, tanto el nacional como el autonómico, quien ha debido adoptar las medidas conducentes a evitar situaciones como ésta. Por ejemplo, el estatal en materia de regulación de las sociedades profesionales.

Desde el Consejo General de Dentistas se ha exigido que la mayoría del capital social y del número de socios de este tipo de entidades mercantiles correspondan a socios profesionales. La regulación vigente no contempla esos requisitos, con lo que actualmente no puede ponerse coto a determinados modelos empresariales que suelen anteponer el interés económico incluso por encima de la salud de los pacientes.

A nivel autonómico ha de regularse en Extremadura, al igual que ya se ha hecho en muchas otras Comunidades Autónomas, la publicidad sanitaria en general y, en concreto, la de las clínicas dentales, ya que la falta de esa normativa puede provocar, y de hecho provoca, los mismos efectos que antes he mencionado en lo que respecta a la anteposición del interés económico empresarial sobre el de la salud, amén de los riesgos que para ésta ello puede conllevar.

--Ustedes proponen fiscalizar la publicidad sanitaria para evitar mensajes engañosos ¿Cree que sería la solución a todas las irregularidades?

--El hecho de que la publicidad sanitaria se encuentre sometida a una autorización administrativa previa, en cuyo camino procedimental participen activamente los Colegios Profesionales relacionados con la rama de que se trate, por ejemplo, la de las clínicas dentales, tiene como inexorable consecuencia la adecuación de todos los mensajes publicitarios a la normativa vigente, evitándose así muchas situaciones de publicidad que pueda inducir a error a sus destinatarios y afectar negativamente a su comportamiento económico y además, y por encima de todo, a su salud. En ese sentido se propiciaría la desaparición de la mayor parte de las irregularidades ahora existentes.

--¿Sigue existiendo intrusismo profesional en la profesión de dentista? ¿Cómo lo combaten desde el colegio?

--La respuesta a la primera pregunta ha de ser, desgraciadamente a día de hoy, afirmativa. En efecto, aún siguen existiendo personas que, carentes de la titulación para poder ejercer como dentistas, ejecutan actos propios de esta profesión, lo cual es constitutivo de un delito de usurpación de funciones, tipificado y penado en el artículo 403 del Código Penal. Nuestro Colegio siempre se ha mostrado inflexible con este tipo de conductas, mediante el ejercicio de las acciones judiciales correspondientes, interviniendo como acusación particular en los procedimientos penales seguidos por estos hechos.

--¿Reducirá la cuota colegial a los colegiados de nueva incorporación?

--En la próxima Asamblea General del Colegio de Dentistas de Extremadura se someterá a aprobación una propuesta aprobada recientemente por la Junta de Gobierno que presido, propuesta cuyo objeto es la reducción del 50% sobre el importe de la cuota colegial de carácter ordinario para aquellos graduados en odontología que solicitasen su incorporación al Colegio antes de transcurrir dos años desde la fecha de finalización de sus estudios. Dicha medida sería aplicada durante el plazo de dos años a partir de su incorporación colegial.

--¿Qué puede hacer un paciente cuando no está conforme con el servicio realizado o tenga dudas sobre la titulación de un dentista?

--En el primero de los casos el paciente tiene varias posibilidades de actuación, entre las cuales se encuentra la de poner los hechos en conocimiento del Colegio de Dentistas, a fin de que por éste se analice si la intervención del profesional es merecedora o no de sanción disciplinaria.

En el segundo supuesto --dudas sobre la titulación de un dentista-- el paciente puede requerir de la persona que le esté tratando que se identifique como profesional. En cualquier caso el paciente puede acudir a nuestro Colegio para que le informemos sobre si esa persona que le trata se encuentra inscrito o no en un Colegio de Dentistas y, caso de que así no sea, por el Colegio se procedería a la adopción de las medidas oportunas, incluidas las correspondientes en el supuesto de que esa persona careciera de titulación.

En definitiva, el paciente siempre puede dirigirse a nuestro Colegio de Dentistas de Extremadura y plantearle las dudas o problemas que puedan surgirle en relación con los puntos objeto de la pregunta.

Entrevista a Elías Corbacho en el Especial Colegios Profesionales

Share →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook

Encuéntranos en el mapa

X